La magia de la Navidad. El ‘Valiente Invisible’ que ha intercambiado cartas navideñas entre 140 desconocidos

Unas Navidades diferentes. Es lo que estamos viviendo este año, y entre videollamadas y mensajes, una joven madrileña ha organizado, a través de su cuenta de Instagram, un intercambio masivo de Christmas en la que han participado 140 personas

Madrid, 31 de diciembre de 2020 – Las emociones durante la Navidad siempre están a flor de piel, pero más aún este año en el que tanto hemos vivido. Algunos más que otros, pero en cuanto a sentimientos se refiere, todos hemos tenido un año más movidito de lo normal.

En estas fechas que de costumbre se celebran en familia y con amigos en las que hemos tenido que reservarnos los abrazos para más adelante, una joven ha conseguido sacar lo mejor de las 140 personas que se han volcado a enviar Christmas Navideños anónimos a personas que ni si quiera conocían.

Esa joven ha sido Elena García Donoso, quien tras escuchar demasiadas veces que esta Navidad iba a ser diferente decidió compartir con su comunidad de Instagram una forma de hacerla más diferente aún, pero esta vez dándole una connotación positiva a la palabra – diferente –  que muchas veces vemos como algo negativo.

“Y, ¿qué podíamos hacer nosotros para hacerlas realmente diferentes?”, pensó esta joven, que además, es experta en gestión del miedo e instructora de alto impacto y firewalking. Con tan solo dos publicaciones en su perfil de Instagram y algunos stories, ha conseguido que su ‘Valiente Invisible’ – así llamó a la iniciativa – llegase a personas de toda España, algunos países de Latinoamérica y Reino Unido.

El Valiente Invisible

Esta iniciativa ha consistido en un envío masivo de christmas anónimos con mensajes de ilusión, esperanza y superación. Cada persona enviaba un  christmas con su mensaje a un apartado de Correos especialmente reservado para la ocasión, y a partir de aquí Elena se ocuparía – y se está ocupando – de intercambiar y enviar estas cartas entre los que habían enviado alguna. Lo bonito: no sabes quien recibirá tu mensaje, y tampoco cual será el que tu recibirás.

“A menudo recibo mensajes privados en los que me dan las gracias por lo que hago, por algo que he escrito. Lo hacen personas que muchas veces solo conozco por un nick, y sin esperar nada a cambio de ese mensaje; a mi esto me emociona y me parece precioso asique pensé que de esta forma muchas personas podrían sentir lo mismo que yo”, cuenta García, quien explica que “busqué la forma de crear entre todos algo con lo que le escribiésemos a un desconocido un mensaje alentador y que nos diese fuerzas para seguir adelante”.

Ella misma ha visto la bondad del ser humano al realizar este envío masivo de Christmas, y las ganas y la ilusión que muchos tienen por ayudar.

No se esperaba tanta participación, y cuando fue al buzón para recogerlos, se encontró con un papel que le habían dejado los trabajadores de Correos: “No entran todas las cartas. Pasa por ventanilla para que te demos el resto”.

Su sorpresa fue infinita al ver que tanta gente anhelaba escribir y ayudar a otras personas con sus palabras, aunque fuesen desconocidas: “Ha sido una experiencia muy emocionante. Es muy bonito ver como, aunque haya circunstancias que no podamos cambiar y tengamos que ser prudentes y responsables con ellas, el único mundo controlable es el de nuestra actitud. Donde pones tu atención, pones tu energía, y yo he podido ver que si todos centramos un poco más nuestra atención en qué podemos hacer para los demás, crece nuestra energía de equipo y disminuye el egoísmo que a veces nos rodea”.

Cuando le preguntamos a García por ese sentimiento de que solo hacemos cosas así en Navidad, nos dice: “Hay quien dice que la navidad se utiliza para hacer las cosas que no hacemos durante el resto del año. A los que dicen: «esto sólo lo hacéis porque es Navidad», tenéis razón. Nuestra asignatura pendiente es hacerlo sin que la Navidad sea la excusa. Nuestra asignatura pendiente es hacerlo por una única razón: «porque sí». Pero hay una cosa que no sabéis, que esto no es el espíritu navideño, esto es el espíritu humano y los valientes invisibles no nos conformamos con el aprobado, nosotros somos de matrícula de honor y vamos a ir a por ello. Porque las cosas más bonitas de la vida están al otro lado del miedo”.

Esta nota de prensa fue publicada en Revista Plural

Deja un comentario

Abrir chat